Esta semana, en el espacio ELO Construcciones de La tarde con Marina, hemos debatido sobre esta cuestión: ¿Arquitectura impuesta o arquitectura para el cliente? ¿Es mejor una u otra? ¿En qué se diferencian?

Junto a Lluís Llopis, CEO de ELO Construcciones, nuestro invitado ha sido Alberto Perales, de Metric Arquitectes.

Vivimos en un momento en el que la «foto» o «imagen» lo es todo. La imagen tiene mucho poder. Hay estudios que buscan hacer proyectos que lleven su sello, sin prestar tanta atención al lugar o al cliente. Como una obra de arte. Sin embargo, la «arquitectura impuesta» no tiene nada de peyorativo. Hay gente que busca vivir en una «obra de arte», es decir, en un proyecto de autor.

Lluís: ¿De donde nace la inspiración para personalizar tanto cada proyecto?

Alberto: Al final tienes que escuchar mucho a tu cliente y «bucear» en sus vidas. Hay ocasiones en que te cuentan verdaderas intimidades. El arquitecto acaba siendo el psicoanalista de su cliente. Mucha gente viene con una idea predefinida: saben lo que quieren pero no saben materializarlo. Ahí está la clave.

Vuelve a escuchar el programa en el podcast La Tarde con Marina